La Juez Única de Competición acaba de dar su resolución en la que se indica que el FC Barcelona cometió alineación indebida el pasado mes de enero en el CIutat de Valencia. Como ya recordarán el motivo fue alinear a Chumi como central cuando arrastraba una sanción del filial.

El cuadro culé se acogía a la ambigüedad de la interpretación del artículo 76 del Código Disciplinario de la RFEF, pero la Juez ha resuelto que sí había alineación indebida. El fallo no tendrá efectos deportivos porque el Levante presentó la reclamación fuera de plazo pero sí podría tenerlos si los granotas buscaran alguna indemnización.