Después de que se presentaran esta semana las cuentas del FC Barcelona, el vicepresidente económico Jordi Cardoner ha sido entrevistado por Mundo Deportivo. El dirigente ha confirmado un cambio de tendencia en la política de ventas de la escuadra catalana.

«No es que nos obliguemos. Es una derivada de lo que hacemos, lo explicó Tombas: queremos talento nuevo porque la exigencia es altísima, y al mismo tiempo los jugadores aquí se revalorizan. Jugar en el Barça les añade valor. Hemos dejado de ser un club finalista, en el que los jugadores acaban, tiene que haber rotación. Antes regalábamos los jugadores», afirmó el directivo.