Aunque favoreció su salida durante el mercado estival, la directiva del FC Barcelona se negó a decir adiós de forma definitiva al portugués André Gomes. De hecho, tal y como acaba de reconocer el técnico del Everton, el portugués Marco Silva, la entidad culé rechazó de plano la posibilidad de incluir una opción de compra en el acuerdo de cesión firmado con los toffees.

«Claro que era mejor haber contratado a los dos (André Gomes y Zouma) pero ya se sabe cómo funciona el mercado. En ese momento los clubes no querían vender. El Barcelona no quiso oír hablar de la posibilidad de haber opción de compra. Sin embargo, fueron buenas oportunidades para nosotros y necesitábamos tener todas las soluciones que podíamos para construir una buena plantilla», explicó el preparador en declaraciones que recoge As.