Según Sport, las intenciones del FC Barcelona con respecto al futuro de Denis Suárez son claras y ahí no entra la salida del futbolista vendido o cedido en el próximo mercado. El gallego es del gusto de Ernesto Valverde y está teniendo unos minutos estimulados, especialmente, por la lesión de Ousmane Dembelé.

El futbolista también se muestra contento ante su nuevo rol en el cuadro blaugrana, con más protagonismo que el pasado año bajo las órdenes de Luis Enrique, y no valoraría una salida de Barcelona. De esta forma, el supuesto interés surgido desde Italia procedente del Nápoles por el jugador quedaría rechazado por ambas partes.