Se había hablado mucho del interés de grandes equipos como Real Madrid, Juventus y FC Barcelona en hacerse con los servicios de Iker San Vicente. El joven central de 16 años había decidido no renovar su contrato con Osasuna, por lo que el cuadro rojillo decidió apartarlo.

Ahora, tal y como explica Mundo Deportivo, el combinado azulgrana es el que se ha adelantado al resto y ha logrado cerrar su fichaje. De forma que el jugador pasará a formar parte del Juvenil B de la entidad catalana nada más firmar su contrato.