Marc Bartra ha recibido el alta médica y ya puede ponerse a disposición del FC Barcelona para el tramo decisivo de la temporada. El joven central se convierte de este modo en un refuerzo para la zaga azulgrana, que tantos problemas ha arrastrado este curso, y podrá entrar en las rotaciones para los encuentros de liga.

Además en los próximos meses se juega su futuro, porque si no tiene continuidad podría hacer las maletas en verano para marcharse cedido, según informa Mundo Deportivo. Andreu Fontàs, actualmente en el Real Mallorca, también abandonará la entidad catalana durante el mercado estival.