La renovación de Sergio Busquets está al caer. Aunque las negociaciones se han dilatado más de la cuenta, el FC Barcelona ya tiene listo el documento que finalmente, y si no hay más cambios de última hora, terminará firmando el futbolista una vez regrese de la actual convocatoria de la Selección Española.

En realidad, lo que hará el Barça será cumplir con una serie de cláusulas del actual contrato del jugador por las que la duración del mismo se estirará dos años más (hasta 2023), su cláusula crecerá de 200 a 500 M€ y determinadas variables pasarán a ser pagos fijos. Igualmente, «se incluye un premio final de carrera como el que otros futbolistas disfrutaron cuando dejaron el Barça, una especie de premio a la lealtad a los colores del club durante toda una trayectoria profesional», completa Mundo Deportivo.