Arda Turan no está poniendo todo de su parte para abandonar el FC Barcelona. El turco quiere jugar pero tampoco está dispuesto a perder gran parte del excelente salario que percibe como blaugrana, una situación que desanima a los clubes a la hora de plantearse su fichaje ante la imposibilidad de asumir una ficha así.

Por esto, según Mundo Deportivo, una cesión podría ser la solución al problema que genera el centrocampista. Aunque el club deba hacerse parte de una cantidad de su salario, los diversos equipos interesados estarían más dispuesto a acoger a Arda sin tener que acometer un gasto tan alto y el FC Barcelona podría ver descargada su plantilla de un jugador que no cuenta para nada. Con suerte, esperan que el turco se revalorice allá donde vaya y así darle una salida beneficiosa para ambas partes en verano, donde el parche de la cesión podría llegar a su fin de solo ser un préstamo por 6 meses. Ahora, solo falta esperar que algún equipo se mantenga dispuesto a reclutar al futbolista.