Así lo ha desvelado El Mundo. El medio ha tenido acceso a la información facilitada por el padre del jugador a la justicia brasileña que posteriormente la trasladó a la Audiencia Nacional. En dichos papeles se justifica como el FC Barcelona pagó, en total, la escandalosa cifra, superior a 200 M€, que se resumen en 134 M€ en concepto de traspaso al Santos más los 71 M€ del contrato del jugador.

Esta cantidad sería muy superior a la que desde el equipo blaugrana se hizo creer, en una transferencia a Santos que rondaba la mitad de lo que la información refleja, dicho tanto por Sandro Rosell (57 M€) como por Josep María Bartomeu (86 M€), quienes habrían engañado a los socios culés en el costo de Neymar.