El Everton parece haber encontrado a su crack particular: André Filipe Tavares Gomes (25 años). El portugués aterrizó con buen píe en el conjunto inglés cuando el FC Barcelona decidió mandarle cedido. El centrocampista está encantado en su nuevo entorno, tanto, que ha tomado la decisión de quedarse.

Los representantes del que fuera campeón de Europa con Portugal tres años atrás, han viajado hasta Barcelona para negociar la salida del jugador. En can Barça, asegura Sport, lo tienen claro: 30 M€ (o cerca de los 30 M€) y André quedará vinculado a los toffes.