Es innegable que Daniel Alves es uno de los laterales más prolíficos de todos los tiempos. El brasileño, a sus 36 años, aún no ha sellado su renovación con el PSG, equipo en el que ha militado durante las dos últimas campañas. Tras su exitoso paso por el Sevilla y, especialmente, el FC Barcelona, el carioca se marchó a la Juventus de Turín, donde perdió la final de la Champions en 2017 contra el Real Madrid.

Después de un encontronazo con Leonardo Bonucci en el descanso de aquella final ante el club merengue, la decisión de la entidad italiana fue deshacerse de ambos jugadores, si bien es cierto que el italiano ha regresado a las órdenes de Massimiliano Allegri. El contrato de Alves con el PSG finaliza en junio de este año. Según el diario Paris United, Dani ha atendido diversas ofertas de Nasser Al-Khelaifi, aunque ninguna ha terminado de contentarle por completo. La propuesta del jeque es de un año con posibilidad otro más, pero el jugador desea tener la garantía de dos años seguros. Si no se llega a un acuerdo, dispondría de la carta de libertad para negociar con otro club.