Tras incorporarse a las filas del cuadro malacitano durante el mes de diciembre, en un fichaje fraguado debido a la lesión de gravedad de Juankar, Ignasi Miquel puede abandonar el equipo andaluz pocos meses después de su llegada. El descenso ha marcado su participación con el Málaga, y si el jugador aceptó su pase al club blanquiazul fue para jugar en Primera, no para retornar a la categoría de plata, y esta oportunidad de continuar al máximo nivel es lo que le ofertaría el Getafe.

Según diario As, los azulones quieren reclutar al zaguero boquerón por un precio menor a los 3’5 M€ de su cláusula de rescisión. Para ello, ya han entablado negociaciones con Caminero, haciendo hincapié en su nuevo escenario en Segunda como aliciente para bajar las pretensiones económicas para un futbolista que no supuso un gran desembolso para el club.