Acaba su contrato con el Celta de Vigo a final de temporada y de momento no ha llegado a un acuerdo para renovarlo. Roberto Lago es uno de los jugadores que más quebraderos de cabeza está dando a la entidad gallega, la cual le ofrece un nuevo vínculo con un salario de 400.000 €.

El Getafe le dobla esa cantidad, mientras que el lateral pide al combinado celeste percibir 600.000 €, la misma ficha que Iago Aspas. En Balaídos no están por la labor de ceder a sus pretensiones, tal y como explica Marca, así que la escuadra madrileña comienza a ganar enteros para ser su próximo destino.