La inoportuna y desafortunada lesión de Pablo Insua, futbolista que no podrá regresar a los terrenos de juego hasta el curso que viene, ha obligado a la directiva del Huesca a valorar la contratación de un nuevo central.

Según ha contado Marca, los oscenses han tanteado el fichaje de Ignasi Miquel (26 años), pero su club, el Getafe, ha rechazado la opción de darle salida. Aunque se trata de un jugador que apenas ha disputado 5 partidos esta temporada, el técnico azulón José Bordalás quiere seguir contando con sus servicios de cara a la recta final del curso.