Sólo un movimiento de última hora podría evitar la fuga de uno de los internacionales que el Getafe mantiene en sus filas, el rumano Cosmin Contra. El lateral finaliza contrato el próximo mes de junio y ya da por hecho que ésta será su última temporada en el Coliseum Alfonso Pérez. «No hemos hablado de ese tema. Si hubiera intención de quedarme, habría discusión entre el presidente y yo. De momento, no se ha acercado a mí y lo tengo asumido, pero lo que tengo también claro es que lo voy a dar todo hasta final por este club. Han sido cuatro años muy buenos aquí, he disfrutado y me he encontrado muy a gusto», aseveró el zaguero en el diario As.

Pese a que ha alcanzado ya los 33 años de edad, el carrilero diestro asegura sentirse con fuerza para seguir rindiendo al máximo nivel y por eso lamenta la falta de minutos que sufre desde la pasada campaña. «Es un problema para mí no jugar tanto por la posibilidad de ir al Mundial. Tampoco estoy en la situación de otros compañeros que no cuentan nada, mi tema es diferente, ya que entonces tendría que haber buscado una solución en invierno. Intento hacer méritos para ser titular y hacer cambiar de opinión al míster. Entro en casi todos los partidos, así que tampoco es una situación desesperada para mí».