La directiva del Getafe ha comenzado a dar pasos más que significativos para hacerse con los servicios de uno de los puntales del Huesca, el argentino Chimy Ávila. Según cuenta Onda Cero, los azulones entienden que el jugador no continuará vinculado al cuadro oscense en caso de descenso y han establecido ya contactos tanto con su entorno como con el club al que aún pertenecen sus derechos, San Lorenzo de Almagro.

Capacitado para actuar por ambos costados del ataque o en posiciones más centradas, el aún joven atacante (25 años) ha destacado este curso por su combatividad, su excelente golpeo de balón y su habilidad para pisar el área rival (acumula 10 goles y 2 asistencias en 34 partidos).