Recta final para el Girona que parece que procederá a cerrar la prolongación de contrato que tanto ansiaba para su futuro inmediato. Antes de que acabe el mes, el reto del club albirrojo es prosperar en las negociaciones con Yassine Bounou, más conocido como ’Bono’, y constatar así su firme apuesta por el marroquí en portería que tan buenos resultados a cosechado esta temporada.

A pesar de que este comenzó como suplente de Gorka Iraizoz, el bajo rendimiento del vasco dio oportunidad a la aparición del internacional por Marruecos, quien se ha consolidado bajo palos. Con contrato 2019, L’Esportiu afirma que la renovación es cuestión de tiempo en unas conversaciones que están ya muy avanzadas en favor de confirmar un nuevo vínculo entre las partes.