La directiva del Girona ha dado el pistoletazo de salida a las negociaciones que pretenden garantizar la continuidad de uno de sus jugadores más completos y polivalentes, el zaguero Jonas Ramalho (25 años). Tal y como recuerda As, el vizcaíno acaba contrato al término del presente curso.

En principio, el futbolista ve con buenos ojos la posibilidad de continuar ligado al combinado catalán. Eso sí, ya que en verano rechazó diversas ofertas, el de Barakaldo espera que la entidad premie de algún modo su fidelidad con una mejora de su sueldo. Aunque no pudo arrancar la temporada con normalidad por culpa de una lesión, el versátil zaguero ha sido titular indiscutible en los cuatro últimos encuentros de Liga.