Arsène Wenger ya es historia del Arsenal después de que se haya despedido del club londinense en el que ha estado dos décadas. Ha vivido momentos de todo tipo, aunque parece que tiene grabado a fuego el error más grande que ha cometido, como acaba de desvelar en declaraciones de las que se hace eco As.

«Obviamente, el primer jugador que me viene a la mente de los que perdimos es Cristiano Ronaldo. Él estuvo aquí con su madre y estuvimos muy cerca. Después, llegó el Manchester United, que tenía a Carlos Queiroz de entrenador en ese momento. El United jugó contra el Sporting de Portugal y Ronaldo estuvo fantástico, así que le ficharon. Imagina cómo hubiera sido tener en ese momento juntos a Ronaldo y Thierry Henry. Después, el Manchester United juntó a Rooney, a Ronaldo y a Van Nistelrooy, con Giggs y Scholes por detrás. Eso hubiera cambiado un poco la historia de mi estancia aquí», afirmó el alsaciano.

Además ha revelado que quiso a Gerard Piqué y Lionel Messi: «Me vi con los padres de Cesc cuando también estábamos interesados en Messi y Pique. Intentamos fichar a los tres, pero por supuesto no salió bien. Nos quedamos con una joya: Cesc es un futbolista excepcional. Tiene un cerebro hecho para el fútbol».