Esta semana una información de El Confidencial aseguraba que el Real Madrid pactó con el Heerenveen la cesión de Martin Odegaard a cambio de que tuviera minutos, de forma que la escuadra holandesa sería penalizada con 40.000 € por cada encuentro que no disputara el noruego.

Anoche jugó este equipo y su entrenador, Jürgen Streppel, fue preguntado por ello en rueda de prensa: «Es vergonzoso para el club y para él. Dudáis de mi integridad. ¿Pensáis que me van a dictar mis opciones? ¿Que me dejo influenciar? Él puede hacerlo mejor, debe ser más decisivo en ataque y defensa».