Decidido a apurar sus opciones de salvar la categoría, el Huesca ha comenzado a valorar seriamente el fichaje de un futbolista que viene mostrando un extraordinario acierto de cara al gol, el catalán Enric Gallego (Extremadura).

El punta, de 32 años, es el actual Pichichi de la Segunda División con 14 dianas en 18 partidos, una cifra que no ha pasado desapercibida ni para el cuadro oscense ni para otros equipos de la máxima categoría. Según cuenta As, la oferta del combinado aragonés podría alcanzar los 2 M€.