Las previsibles pocas oportunidades de las que iba a disfrutar en las filas del Inter de Milán durante la próxima temporada han provocado que el joven talento nerazzurro Federico Dimarco haya decidido cerrar un cambio de aires en busca de minutos.

Así, el prometedor lateral zurdo de 18 años se marcha en dirección al Empoli en calidad de cedido para la temporada que viene. De este modo, el jugador nacido en Milán vive una nueva cesión después de defender los colores del Ascoli el pasado curso.