El traspaso de Joao Cancelo al conjunto neroazzurro tiene grandes opciones de ser completado al término de la presente temporada. No obstante, el Inter de Milán ya manifiesta las primeras dudas de una compra que repercutiría en gran beneficio para el Valencia. La compra cruzada con Geoffrey Kondogbia depararía un ingreso, a partir de verano, de 35 M€ para las arcas ches que sería bien aprovechado para reforzar al equipo.

De hecho, la incertidumbre que asola a los italianos no viene dada por el rendimiento del futbolista portugués, donde ha ido convenciendo a Luciano Spalletti hasta convertirse en un titular indiscutible desde el pasado mes de diciembre, sino por lo económico, teniendo que hacer frente a diferentes movimientos para equilibrar la balanza del Fair Play Financiero que le permita asumir el gasto del luso. Según Tuttosport, el Inter de Milán valora pedir un aplazamiento de pagos al Valencia que le permita quedarse al futbolista a la vez que afrontar otras transferencias.