El Inter de Milán quiere dar por cerrado lo antes posible el culebrón que viene protagonizando el delantero argentino Mauro Icardi. Mientras da forma a una interesante oferta de renovación, el cuadro nerazzurro no quiere que la situación del ariete influya en la consecución de los objetivos marcados a comienzo de curso.

Así, el administrado delegado Giuseppe Marotta ha señalado que «Ayer vimos a un equipo motivado que jugó bien, en lo que respecta a la cuestión Icardi, hemos gastado tantas palabras que quizá es el momento de no hablar más del tema».