Conquistador de corazones constante. Así se puede traducir la gestión de un Monchi que recaba tras de sí el interés de numerosos clubes que le abrirían la puerta de casa encantados. Uno de los últimos integrantes en la lista de pretendientes del director deportivo habría sido el AC Milan, al que se le habría unido el otro club de la Lombardía, el Inter.

Según Corriere dello Sport, los neroazzurros han tanteado la posibilidad de que este pase a encabezar su dirección deportiva, llevándose de vuelta una respuesta negativa. El sevillano considera inacabado su trabajo en Roma, donde se siente realmente a gusto ante el poder de decisión que ostenta en sus manos y que le permite actuar con libertad, hilando sus decisiones con las necesidades que tenga Eusebio di Francesco en su plantilla.