Tras una primera mitad de temporada en la que no había dispuesto de demasiadas oportunidades en el Granada (557 minutos en Liga), el delantero Alberto Bueno probará fortuna en un nuevo conjunto de la Liga. Lo hará nuevamente como cedido por un Oporto donde ya el pasado verano tampoco disfrutó de continuidad.

De este modo, su destino estará ahora en la disciplina del Leganés. El cuadro madrileño, a la caza y captura de un nuevo atacante desde el comienzo de mercado, ha alcanzado un acuerdo para que el de Moratalaz se convierta en su cuarta cara nueva este mercado invernal tras Champagne, Siovas y Samuel García.