El ’Chimy’ Ávila, una de las grandes sensaciones de la temporada en el Huesca, pese al descenso del cuadro oscense, está suscitando mucho interés en varios equipos del panorama nacional y mundial. Uno de los últimos conjuntos en preguntar por el argentino, según una información publicada en AS, ha sido el Leganés, que ha cuajado una magnífica campaña en LaLiga Santander y seguirá un curso más en Primera.

El delantero, de 25 años de edad, ha jugado cedido en el plantel aragonés durante las dos últimas temporadas. El 50 % de los derechos del ’Chimy’ corresponden a San Lorenzo, mientras que la otra mitad pertenecen al propio futbolista. De hecho, el argentino ha manifestado que su intención es «ser feliz» en nuestro país. El club pepinero quiere hacer todo lo posible para incorporar a sus filas a Ávila, aunque para ello tendrá que competir abiertamente con uno de sus máximos rivales de la categoría: el Getafe. Sin duda, el mayor inconveniente para el Leganés es que el jugador desea militar en un equipo que compita en Europa.