El Leicester City no ha logrado superar la baja de N’Golo Kanté. El centrocampista galo emigró al Chelsea el pasado verano y su espacio no ha podido ser cubierto por ninguno de los futbolistas que militan actualmente en la plantilla de los foxes. Ni siquiera el también francés Nampalys Mendy, contratado con tal propósito, ha sido capaz de lograrlo (sólo ha disputado dos partidos hasta la fecha).

Para tratar de solventar este problema, la directiva pretende lanzar una nueva ofensiva sobre un jugador al que ya trataron de reclutar el pasado verano: el portugués Adrién Silva (27 años). Eso sí, su fichaje no se antoja sencillo, ya que, tal y como recuerda el Daily Mirror, su club, el Sporting de Portugal, ya rechazó su oferta estival cifrada en unos más que considerables 25 M€.