El Valencia parece no aprender de sus errores del pasado. Después de dejar escapar a Isco, los valencianistas están muy cerca de hacer lo propio con la nueva perla de su cantera, Nando García. El joven extremo, 20 años, termina contrato el próximo verano, y la pasividad de la entidad ché ha servido de motivación para otros equipos.

Según cuenta Las Provincias, uno de los clubes más interesados es el Levante. Siendo vecinos se han acercado muchas veces a ver al veloz futbolista con el Valencia Mestalla, y piensan que tiene calidad de sobra para jugar en Primera División. Todo dependerá del proyecto que le presenten los de la capital del Turia, así como de las aspiraciones del propio futbolista.