En el Levante ya dan por hecha la marcha de Keylor Navas al Real Madrid, pero el mayor problema lo está encontrando el club granota en poder incorporar a su sustituto. O mejor dicho sustitutos, porque según cuenta Super Deporte, Quico Catalán está acelerando para incorporar dos nuevos guardametas.

Los nombres no son ninguna sorpresa, se lleva hablando de ellos varios días, lo curioso es el deseo de los valencianos de contratar a ambos. Se trata de Asier Riesgo y de Diego Mariño. El primero lo tiene bastante fácil, ya que desde Osasuna no ven mal la posibilidad de quitarse su ficha en una cesión. Sin embargo, el del Valladolid lo tiene más complicado, ya que los pucelanos alegan que la cláusula que le permitía marcharse si el equipo descendía, ya ha expirado.