Durante la tarde de ayer, los tres máximos responsables del Levante en materia de fichajes, Quico Catalán, Carmelo del Pozo y Tito, se reunieron en el estadio Ciutat de València para analizar la situación actual del club y valorar la incorporación de un futbolista que ocupe el espacio que ha dejado el lesionado de larga duración Iván López.

Según cuenta As, durante el encuentro se llegó a la conclusión de que lo más razonable es aprovechar esta baja para reclutar un nuevo delantero que pueda compenetrarse con Alex Alegría, un futbolista que ofrece altas dosis de trabajo, pero que no cuenta con el olfato goleador necesario para liderar el ataque.