Todavía colea el fichaje de Malcom por el FC Barcelona y el hecho de que el cuadro culé arrebatara a la Roma a este jugador cuando lo tenía fichado. El combinado de Trigoria ha anunciado acciones legales contra los agentes del brasileño, y uno de ellos ha explicado que se vengaron del equipo italiano.

«Estábamos trabajando en la operación Fuzato, que es uno de nuestros jugadores, y la Roma la cerró con otro agente. Se comportó mal con nosotros y les devolvimos el mismo comportamiento. Viendo la actitud del club italiano decidimos junto a Malcom que el destino a elegir no fuera la Roma. Incluso en la operación de Malcom la Roma incluyó a otros intermediarios», ha afirmado Leonardo Cornacini a TuttoMercato.