El Málaga está fijando las bases de su nuevo proyecto y los requisitos que este debe tener de cara a afrontar una posible temporada en Segunda División donde primará el objetivo de volver a la élite con la mayor brevedad. Para esto, según La Opinión de Málaga, el conjunto malacitano tiene pensando formar un bloque de futbolistas malagueños que sientan el momento del club y se comprometan al máximo con el esfuerzo a realizar que representaría para el equipo.

Según el medio, entre las opciones más destacadas del mercado resaltan los nombres de Jesús Gámez (Newcastle) y Alexis Ruano (Alavés), cuyos contratos expiran en la presente temporada y no ocupan un rol de titular en sus clubes. Especialmente en el caso del lateral, sin posibilidad de protagonismo en el cuadro inglés, con solo 217 minutos en esta campaña, tras una lesión que aún hoy le mantiene lejos del terreno de juego. Con Recio como principal baluarte de la tierra y el regreso de Ontiveros y Luis Muñoz más algún futbolista que salga de categorías inferiores, el Málaga tratará de armar un bloque donde se acumulan en agenda distintos nombres que concuerdan con esta familiaridad: Alberto Escassi (Numancia), José Pozo (Almería), Raúl Baena (Granada), Kiko Olivas (Valladolid), Jona Mejía (Cádiz), Edu Ramos (Córdoba) o Dani Pacheco (Getafe).