Una de las prioridades que tiene el director deportivo del Málaga, Francesc Arnau, para el mercado de fichajes es la de reforzar la portería. Encontrar un nuevo arquero se antoja fundamental en sus planes para el próximo ejercicio, y por eso La Opinión de Málaga explica ahora que, además de Roberto Jiménez, ha sondeado a dos en la Premier League.

El primero es Adrián San Miguel, que ha perdido la titularidad en el West Ham. Y después estaría Willy Caballero, del Manchester City, con quien el dirigente habló en directo en Onda Cero anoche: «Me metéis en un compromiso. Willy fue el que me retiró. Ese año tuvimos que fichar a cuatro porteros para retirarme. Al final vino Willy y me quitó el sitio».

El argentino, por su parte, lanzó un guiño hacia la Costa del Sol: «¿Cómo no voy a querer ir al Málaga? Tengo mi casa en Málaga, la familia queremos vivir ahí cuando dejemos el fútbol. Málaga es una ciudad preciosa, la gente es maravillosa y me trató muy bien a mí y a mi familia. Estoy encantado de lo que viví ahí. Vamos a terminar bien acá y luego veremos qué te depara el futuro».