Tras varias semanas de intensa búsqueda, el Málaga se ha decantado por Manuel Iturra (33 años). Los blanquiazuales ansiaban el desembarco de un nuevo mediocentro que aportase equilibrio y han optado por recuperar a un viejo conocido, a un futbolista que militó en aquel equipo que disputó la Champions League en la temporada 2012-2013, pero que ese mismo curso se marchó al Granada tras denunciar al club a la AFE por el impago de determinadas cantidades.

Con una amplia trayectoria a sus espaldas (en España también defendió las elásticas del Real Murcia y el Rayo Vallecano), el chileno milita desde hace año y medio en el Necaxa mexicano, escuadra con la que acumula 43 partidos de liga. Según cuenta el diario Sur, el de Temuco firmará por lo que resta de temporada y una más.