Desde el conjunto boquerón comienza a asumir las dificultades que tienen delante para alcanzar el objetivo de un puesto de permanencia que cada vez parece cobrarse más caro ante los continuos tropiezos de aquellos miembros situados en puesto de descenso, donde encabeza la lista el Málaga al ser el último clasificado y llevando sin conocer la victoria desde el pasado 10 de diciembre.

Una situación que ni el cambio de técnico ha solucionado y donde, si el futuro inmediato resulta irremediable, el plan de acción del equipo malagueño debería enfocarse en trabajar cuanto antes para que la próxima temporada suponga el regreso de nuevo a la élite. Según diario AS, esto es lo que planearía el Málaga, que estaría barajando ya la opción de un hipotético mercado si se consolida el destino de la pérdida de categoría, donde tener una hoja de ruto que seguir facilitaría las posibilidad de que un paso de vuelta a la Segunda División sea lo más corto posible. Acertar en los fichajes y rebajar el peso de la actual plantilla en jugador cuya aportación se estima o cree que ha sido muy inferior, jugaría un paso fundamental para el proyecto del club. El principal inconveniente reside en el presupuesto que pueda marcar la línea de acción y que aún hoy se desconoce cuál podría ser en cualquiera de las dos situaciones.