Una de las incorporaciones más infructuosas del pasado verano para el Málaga que no ha tardado en confirmarse como tal, y que ahora se tiene que comer el conjunto boquerón a pesar de que le haya incluso dejado sin ficha del primer equipo. Así es la situación de Cenk Gönen, el guardameta turco al que no se le encuentra acomodo en ningún sitio y cuyo paso por la ciudad andaluza se resume en cero minutos.

Firmado hasta 2020, el mercado ofrece escasas posibilidades para los malagueños de darle salida, aferrándose al gusto del futbolista por marcharse a la MLS como una de las opciones, como recoge El Desmarque, aunque con escasa probabilidad de éxito. Un desaguisado que ahora tiene entre sus manos el Málaga y que no le queda más remedio que seguir ofreciendo al portero a cualquier postor.