El versátil jugador del Espanyol no llegará al Málaga en la presente temporada. Así lo confirma La Opinión de Málaga después de conocer que el club se habría tomado con una negativa al averiguar la situación del futbolista, que ya ha jugado para dos equipos en la presente campaña (Espanyol y Ruben Kazan) y, por tanto, según la normativa FIFA no puede hacerlo con un tercero.

La dirección deportiva dirigida por Mario Husillos ya estaría buscando una segunda opción después de que Sergio Sánchez, que encabezaba la principal carta del club, se haya vuelto imposible. Según el medio, el club estaría oteando Segunda División tratando de encontrar ahí un relevo.