La confección de la plantilla del Málaga sigue dando mucho que hablar. Con una confección extraña y excesivamente corta, parece ser que los frentes que tenía abiertos el club malacitano en verano se le cerraron delante de sus narices después de insistir en su llegada. Según Diario Sur, Marcos Llorente y Borja Mayoral, ambos futbolistas del Real Madrid, fueron expreso deseo de Michel, en sintonía con Francesc Arnau, viendo que estos jugadores podrían carecer de minutos en el conjunto blanco.

A la visto quedó que ambas operaciones fracasaron después de que se les prometiera tiempo de juego en la capital y ya se especula con una posible segunda parte en la intentona del Málaga. Especialmente importante sería la del centrocampista para ocupar la ausencia de Ignacio Camacho, cuya falta es latente en la medular blanquiazul.