Tiene 36 años y, quizá, su temporada en Getafe no ha atravesado su espacio idóneo esta campaña a pesar de haber contado con una gran cantidad de minutos que, sin embargo, no han repercutido en una cantidad copiosa de goles para su equipo, limitándose tan solo a 7 para un total de un tanto cada 399 minutos sobre el césped. Una cifra pobre para un ’9’ referencia en el que el verano puede ampararle un cambio de aires si se atiende como añadido a los movimientos del club, quien ya ha sellado la incorporación de Sergi Guardiola para la punta del ataque.

Por esto, y con un atractivo latente en el mercado, Jorge Molina puede aceptar ese nuevo destino en el que ocupar una plaza que Pepe Bordalás podrían no otorgarle para la próxima temporada, confiándosela a miembros con mayor índice de éxito en la 17/18. Entre los distintos pretendientes, según Marca, se hallaría la figura del Málaga, quien estaría encantado de sumar experiencia de referencia para su ofensiva y que ha demostrado desenvolverse a la perfección en ese tipo de situaciones.