Llegado a la disciplina del FC Barcelona a cambio de una cantidad millonaria (105 M€ fijos + 45 M€ en variables) tras la salida de Neymar la Paris Saint Germain, el paso de Ousmane Dembélé por el conjunto de la ciudad condal está repleto de claros y oscuros. Así, en el debe del internacional galo se encuentran los problemas físicos que le han tenido fuera de los terrenos de juego en un buen número de partidos. Clara muestra es el comunicado oficial de ayer en el que se confirmaba que estará de baja entre cuatro y cinco semanas por una rotura en el bíceps femoral.

Esta situación coincide en el tiempo con la noticia publicada hoy en el diario Marca. Dicha fuente señala que existe cierto malestar en el seno del FC Barcelona con el jugador. El motivo es que a la vista de las molestias que sufrió en el choque ante el Athletic Club desde la escuadra azulgrana se le citó para el día siguiente a fin de que pasará una serie de pruebas médicas. Sin embargo, el jugador no se presentó y fue imposible localizarlo. De este modo, las pruebas tuvieron que posponerse hasta ayer.