Volvió a ocurrir y seguirá ocurriendo si la estructura deportiva del FC Barcelona no reacciona y cierra de una vez el grifo que está permitiendo en sus categorías inferiores. En esta ocasión, informa Sport, el turno le ha llegado a Adriá Bernabé, centrocampista del juvenil B que ya tiene un acuerdo con el Manchester City para la próxima temporada y que ha emitido el cuadro azulgrana su marcha al término de la misma rumbo Inglaterra.

Los responsables de que esto no hubiera tenido lugar, Pep Segura y José Mari Bakero, no supieron convencer ni al futbolista ni a sus representantes, puesto que no cedieron en las pretensiones salariales solicitadas que implicarían romper los límites salariales que estos establecieron y que han hecho ya que varios de los talentos en bruto de su cantera hagan las maletas, con un mensaje que desde el entorno del futbolista interpretan como una apuesta insuficiente del club en su persona. Así, Bernabé se unirá a la larga lista de fugas de La Masía.