Insistentemente vinculado con clubes de la talla de FC Barcelona, Borussia Dortmund o Juventus, el joven Angel Gomes (17 años) ha decidido esquivar todas las propuestas recibidas y ampliar su compromiso con el conjunto en el que ha comenzado a formarse como futbolista, el Manchester United.

Gracias a la firma de este primer contrato profesional, el cuadro de Old Trafford garantiza la permanencia de un centrocampista que ha destacado en estos años por su habilidad, verticalidad, visión de juego y polivalencia, cualidades que le han llevado a ser comparado con uno de los jugadores del vecino y eterno rival, el canario David Silva (Manchester City).