Quién le iba a decir al Manchester United que el flamante fichaje de un lateral izquierdo con el futuro tan prometedor como era Luke Shaw en las filas del Southampton, iba a traerle tal rompecabezas en la actualidad, con un jugador que no cuenta con la confianza del luso José Mourinho y donde solo se valora su salida de la entidad de Old Trafford.

Según The Sun, el inglés habría exigido unos 5 M€ al club para acatar su salida en el mercado invernal que inicia el próximo 1 de enero. El Newcastle sigue la pista del lateral al que los red devils exigen un pago cercano a los 30 M€, lejos de los 20 M€ que estarían dispuestos a ofrecer las urracas. En las oficinas de Manchester se busca la forma de perder la menor cantidad posible por una de las peores inversiones, en base al rendimiento, de los últimos años.