Durante las largas y complicadas negociaciones para renovar el contrato de David de Gea, la directiva del Manchester United tanteó el fichaje de un nuevo portero que, llegado el caso, pudiese ocupar su espacio. Según cuenta hoy Sportime, el elegido fue
Odysseas Vlachodimos, arquero griego que milita en el Benfica.

El meta, de 25 años, valoró seriamente la posibilidad de iniciar una nueva aventura en Old Trafford, pero lo cierto es que las conversaciones quedaron en suspenso cuando la entidad inglesa dejó encarrilada la continuidad del internacional español (el toledano renovó finalmente este mes de septiembre, hasta junio de 2023).