Arsène Wenger ha sido una auténtica institución en los banquillos. Marcó una época más que exitosa en las filas del Arsenal, estando únicamente superado en su periplo en la Premier League por Sir Alex Ferguson con el Manchester United. Desde su marcha del cuadro gunner, dejando su sitio a Unai Emery, el francés ha permanecido en un segundo plano en lo que hace alusión a su trayectoria como técnico.

Por tanto, ha manifestado en más de una ocasión su deseo de volver a entrenar más pronto que tarde. Una sensación muy parecida a la que está afrontando José Mourinho, quien está sonando cada vez con mayor fuerza para reemplazar a Zinedine Zidane en el Real Madrid. Según informa la ESPN, Wenger, de 69 años, aceptaría cualquier oferta que le resultase más que satisfactoria. De todos modos, su firme propósito, al menos por ahora, es aceptar la petición de la FIFA para desempeñarse como director técnico.