Giovanni Simeone va quemando etapas como futbolista a gran velocidad y consagrándose como una referencia en el ataque en la que ha puesto su propio estilo, haciéndose evidente la diferencia, tanto por estilo como por posición, con su predecesor. De este, el ’Cholo’ Simeone, el jugador de la Fiorentina reconoció su labor en su evolución a través de FirenzeViola.it: «Con él hablo siempre de fútbol, me da muchos consejos y me ayuda. La familia es importantísima para mí, cuando vine a Europa estuvieron muy cerca de mí, me decían que debía dar el máximo y no rendirme jamás».

Tras dejar Argentina, tan solo un año de estreno en el Génova le hizo valerse su traspaso y salto en el escalafón para que la Fiorentina apostara por él. Ahora es el integrante habitual de la punta del equipo, donde ya lleva 8 goles y 4 asistencias en esta temporada en Serie A. Con 22 años y un crecimiento mayor a cada año, el futuro del hijo del entrenador del Atlético de Madrid apunta a grandes cosas.