Al tiempo que su hermano Wayne completa una de las temporadas más espectaculares de su carrera deportiva (23 tantos en 27 partidos de Premier League), el joven John Rooney trata de abrirse paso en la cuarta categoría del fútbol británico.

El también delantero, de sólo 19 años, milita en las filas del Macclesfield Town (33 partidos, 3 tantos), escuadra que puja por evitar el descenso en la League 2 y con la que apenas ha sido titular en 9 partidos esta campaña.

Por fortuna para el ariete, un conjunto de la zona media de la Championship (segunda división), el Derby County, está estudiando la posibilidad de, según la prensa británica, someterle a un periodo de prueba para comprobar si su talento se asemeja, tímidamente, al de su pariente.