Las palabras del presidente del Mónaco, Vadim Vasilyev, al ser preguntado acerca del futuro del centrocampista galo, han ejercido de primera medida disuasoria para todos los pretendientes que esperen a la apertura del mercado para tratar de adquirir al futbolista. A través de Telefoot, el ruso declaró, para todos aquellos tras sus pasos que «buena suerte a aquellos que lo deseen». Además, este abogó a la actitud del jugador para dejar mediar al club monegasco: «Cuando firmas un contrato aceptas jugar bajo los colores de tu equipo hasta el final de tu contrato, Thomas es un profesional».

Así, el futuro de Thomas Lemar parece estar lleno de grandes espinas para todos los pujantes, que no se encontrarán un rival fácil en la negociación. De hecho, ya se relacionó al Liverpool, Arsenal o Bayern Múnich durante los pasados mercados, situando entonces a los reds valorando un posible traspaso que hubiera rondado los 80 M€ de pretensión.