Continúa el litigio entre Antonio Conte y el Chelsea. El técnico italiano, despedido después de dos temporadas al frente de la escuadra de Stamford Bridge debido a los pobres resultados de la segunda y su complicada relación con algunas de sus piezas, todavía no ha recibido el finiquito que él considera justo por parte de los de Londres.

De este modo, y dado que en el momento de su despido al italiano todavía le restaba un año de contrato, los representantes de Antonio Conte exigen 10,5 M€. Es precisamente esta indemnización la que el Chelsea no quiere pagar, pues considera que el comportamiento del italiano no fue el adecuado para su puesto.

Dado que la situación todavía no se ha arreglado e incluso las partes podrían verse las caras en el Tribunal Supremo, la prensa inglesa señala que Antonio Conte ha rechazado una importante oferta por parte de otra escuadra con vistas a entrenarla.